Buscar
  • Ángela Landete Arnal

SENTINEL EDITORIAL (entrevista)

Buenos días, tardes o noches, lectores de Abrazando letras y bienvenidos a esta sección de entrevistas, el día de hoy tenemos el placer de contar con Ángela Landete; es un gusto compartir contigo esta sección de la revista, para iniciar ¿Podrías presentarte con nuestros lectores?

Ángela: ¡Hola a todos! Mi nombre es Ángela Landete. Soy licenciada en filología inglesa y he trabajado de secretaria, traductora y, por último, profesora, aunque actualmente vivo apartada del mundo laboral por motivos de salud, en particular lupus eritematoso sistémico —una enfermedad del sistema inmunológico— y fibromialgia, un mal muy extendido. Aprovecho mi tiempo para disfrutar de mi familia, escribir (prosa poética y novela) y practicar chikung, una disciplina china milenaria basada en la tolerancia y la benevolencia.


Entrevistadora: ¿Desde cuándo empezaste a escribir? ¿Cómo nació ese amor por la escritura?

Ángela: Desde niña he sido una enamorada de los libros y la lectura; siento un escalofrío de placer cuando entro en una biblioteca grande y antigua con olor añoso, como cuando paseo por el atrio de la universidad donde estudié. Me veo transportada a una época pasada donde el papel gozaba de importancia. La tecnología ha cambiado ese concepto. Hace dos años empecé a escribir, actividad que me ayudó a salir de la depresión en la que estaba. Con ello ocupo mi tiempo, doy rienda suelta a mi imaginación y expulso emociones hasta entonces enquistadas en mi interior. Es casi como renacer.


Entrevistadora: ¿Cuál es tu inspiración más grande para escribir?

Ángela: La excelente elegancia de Jane Austen. Creo que actualmente se considera pasada de moda pero a mí me gusta y no me cabe duda de que más personas sienten lo mismo que yo. La obra que siempre tengo en mente, he releído varias veces y de la cual he aprendido varias escenas de memoria es Orgullo y Prejuicio. De hecho, ciertas características del protagonista masculino de mi primera novela están inspiradas en el Sr. Darcy.


Entrevistadora: ¿Cuál es ese motor que tienes para escribir? ¿Qué deseas para tu obra literaria?

Ángela: Lo que me impulsa a tejer historias es, por un lado, una imaginación desbordante y, por otro, determinadas vivencias que me han marcado (el fallecimiento de mi madre, la soledad y desprotección que vino después y, cómo no, unas dolencias inesperadas que han ido ganándome terreno). Respecto a mi obra, ni soy ambiciosa ni vivo de ella, pero sí deseo que el mensaje implícito en El Viaje de Haidi alcance el máximo número de almas. La gente actúa, tropieza y sufre profundamente; no es consciente del enorme poder que tiene al alcance de la mano, en su interior: su propia mente.


Entrevistadora: Si tuvieses que elegir un solo tema (amor, dolor, odio, etc.) para escribir el resto de tu vida, ¿Cuál elegirías?

Ángela: El dolor. Todos acumulamos algún tipo de dolor que se convierte en una inesperada enfermedad física o mental, invalidante o no. Dolor causado por emociones mal digeridas: recuerdos de la infancia, traumas de la adolescencia, desengaños de la edad adulta… Todo ello desencadena dolor. Ahora bien, si se trabaja, si tomamos el dolor como una masa de plastilina, podemos modelarlo y transformarlo en aceptación, empatía y amor.


Entrevistadora: Sabemos que muchas de las veces un lector se convierte en escritor. ¿Es este tu caso? ¿Qué género literario te gusta leer? ¿Por qué?

Ángela: Sí, soy lectora acérrima y mientras escribo pienso mucho en las narraciones que he leído. Me gustan las novelas que analizan nuestra psicología. Muchos textos que se toman como románticos son en verdad un análisis del comportamiento humano como, por ejemplo, Cumbres Borrascosas. Hay un motivo por el cual Heathcliff es como es, la tremenda pasión de Catherine Earnshaw que vaga más allá de la vida y la muerte, la fuerte personalidad feminista de Catherine Linton que defiende sus derechos por encima de todo. Una novela que explora tanto los sentimientos positivos (amor, confianza, pasión, honor) como los negativos (venganza, desprecio, rencor, envidia).


Entrevistadora: Si estuviésemos en el fin de los días y el último libro que leíste se convirtiera en la nueva Biblia de la humanidad ¿cuál sería? ¿te gustaría la forma en la que el mundo se regiría a través de esta?

Ángela: Sé que me repito pero vuelvo a Orgullo y Prejuicio. Es anticuado y no protege los derechos de las personas; de hecho, es una descripción de la sociedad clasista de la época y una crítica a la posición social de las mujeres, quienes no podían trabajar si pertenecían a la clase media-alta y tenían que optar por un buen casamiento para poder mantenerse. Por otro lado, el respeto y las maneras elegantes entre hombres y mujeres, el hecho de que en el aire queden palabras sin pronunciar, que haya que descubrir y adivinar los sentimientos mutuos poco a poco… Ese estilo, decididamente contrario a la tendencia actual, me ha enamorado desde niña. Sin embargo, entiendo que en innumerables aspectos sería retroceder y perder derechos que se han logrado con el esfuerzo y la perseverancia de personas rebeldes y luchadoras.


Entrevistadora: Si pudieras escoger un escritor para tomar un café, ¿quién sería? ¿Por qué? ¿Qué le preguntarías?

Ángela: Puedo empatizar con la dañada psicología de Sylvia Plath. Es duro perder a uno de los progenitores a tan temprana edad, un hecho que puede quedarse atrapado en la cárcel de la mente durante toda la vida. Me gustaría haberla conocido para darle mi apoyo, mi compasión, compartir con ella mi propio sufrimiento. Más que preguntarle algo, habría intentado persuadirla de que no apagara su joven vida como lo hizo, privándose de una posible recuperación clínica, de su pasión y arte por las letras, privando a sus hijos de su madre y convirtiendo su triste historia en un círculo vicioso.


Entrevistadora: De todos los libros que tienen tu autoría ¿tienes alguno favorito?

Ángela: Tengo tres novelas escritas pero publicada sólo la primera. El Viaje de Haidi es especial para mí porque cuenta con una gran base autobiográfica; me considero una persona cuya psique vivió atormentada durante mucho tiempo, lo cual se refleja en Haidi, y de ahí mi especial cariño por el libro. Ahora bien, creo que mi tercera novela, “Dentro de ti”, está mejor narrada y supera a la primera e incluso a la segunda, que está a punto de ver la luz, “La niña más bonita de Alella”. Resumiendo, todas exploran la psicología humana: en Haidi, la superación de una enfermedad crónica; en Alella, el abuso de menores y la mente adolescente; en Dentro de ti, la violencia de género unida a la conciencia y al amor, el sentimiento de dolor por parte de él y de lucha por parte de ella.


Entrevistadora: Ahora, ¿podrías hablarnos un poco de “El viaje de Haidi”?

Ángela: Es un drama romántico que describe la evolución psicológica de Haidi, una joven enferma de fibrosis quística y con una infancia más que sombría. Ambientada en 1983, la protagonista debe trasladarse desde Barcelona hasta Inglaterra en busca del remedio para su condición; además del paisaje bucólico y lluvia sin fin, encontrará a Alistair Ashley, un parlamentario que representa un mundo absolutamente antagónico al de ella. Haidi no es ambiciosa ni excesivamente pasional pero llega un momento crucial en su vida en el que se cuestiona la importancia de las decisiones y toma conciencia de la relatividad de las cosas. Es por esto que accede a mantener una relación con él.


Entrevistadora: ¿Qué fue lo que más te gustó de escribir la obra anteriormente mencionada?

Ángela: Pude volcar el crecimiento personal que había conseguido gracias a la práctica del chikung, un ejercicio que obliga a mirar al interior y atacar los puntos débiles con el fin de superarlos: miedos, emociones, frustraciones… Haidi avanza desde el victimismo y la depresión hasta la estoica aceptación de su pasado, su presente e incluso su futuro. Su evolución es la mía propia, aunque en mi caso particular no creo haber llegado a una meta como lo hace ella; más bien espero estar aprendiendo hasta mi último día.


Entrevistadora: ¿Tienes planes para el futuro? ¿Qué proyectos se vienen?

Ángela: En estos momentos estoy a la espera de que la editorial termine de maquetar mi segundo libro, “La niña más bonita de Alella”, una novela donde analizo los miedos e inseguridades de una adolescente que no se atreve a recurrir al mundo adulto, provocando que la espiral de horror relacionada con un vecino inmoral crezca y se haga ingobernable. Dedicaré el año que acaba de empezar a promocionar este segundo libro, tarea que precisa horas y horas de dedicación. Asimismo, he comenzado a traducir “El Viaje de Haidi” al inglés, proyecto que espero haber terminado para el verano. Me otorgo plazos largos porque, por una parte, trabajo para mi propio entretenimiento y, por otra, debido al espesor mental causado tanto por el lupus como por la fibromialgia, no dispongo de mucho tiempo intelectual al día.


Entrevistadora: Muchas gracias por estar con nosotros y concedernos esta entrevista, ha sido un gusto poder contar con tus aportes.




0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo